TRABAJO INTERDISCIPLINARIO.





 Dejé de publicar durante mucho tiempo en el blog, por cuestiones de trabajo, por continuar en la inercia que implica el trabajo diario, la familia, y las actividades de Sofía; pero no quiero dejar de compartir todas nuestras experiencias y el trabajo interdisciplinario que se ha hecho para que sirva de motivación a tantas familias y niños que tienen un trastorno de espectro autista, todos los aprendizajes que se logran, los avances, las metas y expectativas superadas y logradas, los altibajos, y la aceptación de que siempre hay un mañana mejor, un futuro prometedor, un presente feliz, un hoy tengo que hacerlo y puedo hacerlo, un hoy de sonrisas y que para ello hubo un pasado de muchas emociones, descubrimientos, lecturas, investigación, cansancio, aprendizajes; y que en ese presente, pasado y futuro, siempre, pero siempre, el amor infinito aflora y hace posible todo, te quita cansancio, te da energía para seguir siempre adelante, te hace fuerte para continuar acompañando a terapias, clases, clases y más clases, consultas, priorizar necesidades y, en ocasiones, seguir sola en esta vereda.
Actualmente Sofi va en cuarto grado de primaria, en el mismo colegio en el cual ha estado desde los dos años, el ISPAC; es una alumna promedio en cuestiones académicas, su fortaleza académica son las ciencias y el español, así como el arte, se le dificultan las matemáticas, las aprende pero no al ritmo del grupo, se siguen haciendo adecuaciones curriculares pero sólo en esa materia, tales como la utilización de la tabla pitagórica para la resolución de multiplicaciones y divisiones, generalmente está sentada adelante del grupo, siguen los recursos visuales, el recorte en las actividades de matemáticas, en las demás materias no se hacen adecuaciones, sólo estrategias para la atención y ejecución de trabajos; el inglés se le dificulta mucho, durante segundo y tercero de primaria no manifestó ningún interés en aprenderlo, pero actualmente lo entiende en los instructivos de videojuegos, en canciones y en aplicaciones tecnológicas.
Sofía es una niña con intereses muy específicos, le gusta la tecnología y maneja con propiedad cualquier aparato electrónico que caiga en sus manos, le gusta mucho cantar y el futbol, toma clases de ballet, no por gusto, sino por complacerme, dice que es una manera de demostrame su amor.
A grandes rasgos, el trabajo interdisciplinario que se lleva a cabo lo coordina su terapeuta, la misma de todos estos años, que siempre ha intervenido de manera asertiva y profesional, la L.T.C.H. Arisbeth Salas, en el CEEAN (Centro Psicoeducativo Especializado en Atención a la Neurodiversidad), sigue en tratamiento odontopediátrico para el tratamiento de su prognatismo, toma clases de ballet para la cuestión de su psicomotricidad, lenguaje corporal y ritmo, toma también clases de canto y todos los veranos continúa con sus clases de natación, por la cuestión motora.
Sus tareas escolares las hace acompañada por mí, soy su maestra particular, pero actualmente sólo me pide ayuda en la de matemáticas, las demás las hace sola y le hago correcciones en la presentación, ya que en ocasiones no sigue el protocolo de fecha, nombre, título.
El neurólogo la dio de alta en segundo grado de primaria, no toma medicamento alguno, en algunas ocasiones se le dificulta el dormir y el controlar la ansiedad, pero le ayuda muchísimo el apoyo terapéutico.
El éxito consiste en ser siempre constante, en actualizarse, en no bajar los brazos; con nuestra experiencia podemos ayudar a muchas familias que transitan por este camino, a apoyar por medio de asociaciones para la concientización y apoyo de familias con niños con TEA, participar en grupos en redes sociales, marchar y alzar la voz para que la inclusión sea posible.
EQUIPO DE TRABAJO INTERDISCIPLINARIO DE SOFÍA.






TERMINANDO PRIMER GRADO DE PRIMARIA

Sofía ya terminó su primer grado de primaria, dentro de lo que cabe, de manera satisfactoria y superando las expectativas. Sigue yendo a sus terapias una vez por semana y con el neurólogo; estas vacaciones está sin medicamento alguno.
Al iniciar el primer grado, le cambiaron su medicamento, le dieron un ansiolítico y uno para la atención y concentración (vasodil) natural y terminó el año sólo con omega 3.
Se les entregó la guía para la integración para el alumnado con TEA en educación primaria a las maestras, a la coordinadora de inglés para dar el seguimiento a Sofía; vino la terapeuta a platicar con las maestras para informarles las características de la niña y puntualizar de qué manera deberían trabajar con ella, las adecuaciones que se tenían que hacer en el aula y en sus actividades.
Las maestras tenían mucho material visual, daban instrucciones generales al grupo y posteriormente a Sofi, se supervisó en el receso para que socializara con sus compañeros, pero había ocasiones que ella buscaba estar sola porque se sentía abrumada y saturada, sus compañeros la apoyaron en cuestiones académicas.
Sus logros superaron lo que se esperaba de ella, logró cumplir con los aprendizajes esperados del grado, tuvo buen desempeño en el área de inglés, participó en todas las actividades del colegio, escribió un cuento para la Feria y tuvo la oportunidad de leerlo delante del público.
Sofía estuvo en el taller de yoga y le empezó a gustar el futbol, así que entrenó y jugó con su equipo, sigue en sus clases de natación y festejó su cumpleaños número siete con todos sus amigos.
Fue un ciclo escolar maravilloso, lleno de aprendizajes, frustraciones, alegrías, decepciones amorosas y logros; mi niña está creciendo feliz, ya está esperando entrar a segundo, con mucho entusiasmo y diciendo que lo que mas le gusta del colegio son sus amigos y sus vacaciones.


El TEA y la inclusión educativa.





¿Por qué trabajamos la inclusión educativa con Sofía y no la integración?, ¿qué diferencia hay entre un término y otro?
En el colegio donde laboro, hay un grupo de alumnos con Síndrome de Down, a ese grupo se le llama “el grupo integrado”, el cual tiene una maestra que los atiende, los niños asisten a clases de educación física y arte con alumnos regulares, se integran en diferentes actividades para imitar comportamientos y actitudes, toman el mismo receso que los demás, hacen filas con el grado que les corresponda de acuerdo a la edad, tienen programas individuales de aprendizaje, esos alumnos se integran al colegio; pero ¿y la inclusión educativa cuándo se da? La inclusión se da cuando el colegio está preparado para incluir al niño a un grupo regular, considerando la diversidad como condición básica del ser humano, llega a un lugar preparado para él, el cual va a responder a sus necesidades educativas, en donde se va a utilizar la parte del currículo que es adecuada para su desarrollo.
Con Sofía, se manejaron adecuaciones curriculares acordes a sus necesidades sin modificar el currículo del grupo, no se manejaron programas especiales para ella, no se le excluyó de ninguna actividad ni se le separó, mucho menos se le señaló como una niña diferente a los demás.
Se trabajó de manera colaborativa entre las educadoras y su terapeuta, para mejorar las áreas prioritarias de su desarrollo, como la enseñanza de emociones y creencias, recibió el apoyo y la oportunidad de convivir con otros niños, de jugar y de seguir las reglas lo cual la ayudó a comportarse de manera adecuada.
Se establecieron rutinas diarias, entendiendo que eso le proporcionaba seguridad e iba a reducir sus niveles de ansiedad, en caso de cambios, se le informaba y explicaba.
Se respetó el ritmo de aprendizaje, ya que las educadoras estaban informadas de que Sofía percibía el mundo de otra manera y aprendía de manera diferente.
Se le daban instrucciones claras, y se le potencializaron sus fortalezas, que en su caso era el dibujo, la música, el baile.
Las educadoras siempre tuvieron una actitud positiva, tuvieron el material adecuado y siempre trabajaron en colaboración de la terapeuta.
Todo ese trabajo colaborativo también se refleja en cualquier ámbito, ya que la niña aprendió a relacionarse con sus pares, donde quiera que vaya presenta un comportamiento educado y acorde a su edad, entabla conversación con niños y ya maneja el juego simbólico; sabe esperar turnos, escucha cuando le hablas y mantiene el contacto visual, sigue instrucciones ya sea estando en el ballet, en casa, en el campo de softbol. En sus actividades se ve igual que cualquier niña, manifiesta sus emociones con gestos y las describe bien, tiene buen vocabulario, su pasión es la lectura, la música y los videojuegos; le encantan las miniaturas, sigue clasificándolas y ordenándolas en filas pero también juega de manera simbólica con ellas.
Me puede decir mi esposo: pero Sofía no tiene nada, inclusive mi hija me lo menciona: exageras mamá, Sofi está bien; mi respuesta es: Sofía está bien gracias al seguimiento que se le ha dado de manera continua, del trabajo conjunto de neurólogo, logopeda, colegio y casa; de la detección, diagnóstico e intervención temprana.
El trabajo de inclusión educativa tiene sus retos, dificultades, y un enorme camino por recorrer, pero todos los niños tienen derecho a una educación inclusiva, que les devuelva su dignidad, su lugar dentro de una sociedad que no acepta la diversidad, que señala y excluye, y a optimizar su calidad de vida

Teoría de la mente.



¿Las emociones se educan?, ¿cómo un niño sabe lo que es la ironía, las bromas, la alegría, la pena, la vergüenza...?, ¿cómo aprenden a predecir la conducta de los demás?, ¿cómo comprenden actos de habla indirectos?, ¿cómo comprenden situaciones de engaño, mentira y broma? Los niños regulares adquieren estas funciones del desarrollo de emociones y comunicativas sin que exista un programa determinado para que las adquieran, sin embargo, a los niños con TEA hay que enseñarles algo que en el resto de los niños se desarrolla de manera natural y que depende de una motivación innata de los humanos para compartir estados de ánimo y emociones con los demás. Este aprendizaje es esencial para la socialización y comunicación de los niños, es lo que va a permitir mejorar su calidad de vida.
 Sofía inició su terapia con la teoría de la mente, se me explicó que se le tenían que educar las emociones, lo que para unos niños es innato para ella tenía que ser adquirido. Desde entonces se ha trabajado en ello y el avance ha sido asombroso, pero, ¿qué es la teoría de la mente? 



Pautas para mejorar la interacción en el aula del niño con TEA

http://desafiandoalautismo.org/pautas-para-mejorar-la-interaccion-en-el-aula-del-nino-con-tea/

Sugerencia...